Monómeros, el saqueo imperialista.

Por Miguel Ernesto Salazar

Dos párrafos del informe de la Asamblea Nacional durante el 2012, retrata la situación de Monómeros, una crisis que se origina desde el primer momento en que una transnacional de nombre “Nitron Group” la coloca en su mira: “La estrategia de Nitron Group de convertir sus deudas en acciones de Monómeros Colombo-Venezolanos sólo podía ser exitosa si la compañía era admitida a un proceso de insolvencia bajo la Ley 1116 de 2006 de la República de Colombia y para tomarse el control empezó entonces a hacer a un lado a los demás proveedores de la compañía para consolidar su posición como principal acreedor”, más adelante señala el informe,  “Adicionalmente, Nitron Group tendió lazos estrechos con algunos de los principales funcionarios de la administración de Monómeros Colombo-Venezolanos, incluidos la presidente de la junta directiva Carmen Elisa Hernández, el gerente financiero, William Otero Gracia, la gerente de contrataciones, Ailyn Paola Herrera, y el contratista Jorge Luis Pacheco”. Pongamos cuidado a este último personaje vinculado a Leopoldo López, un hombre estrechamente vinculado a Nitron Group.

Pero la vinculación con esta multinacional no se limita a la otrora Junta Directiva de Monómeros sino que tiene en sus aliados a la actual grupo que lleva las riendas de esta empresa, como los son entre otros, su Gerente General, Guillermo Rodríguez, vinculado a un sector de Voluntad Popular y al presidente de la Fundación Monómeros, Alfredo Sarmiento, un fanático anticomunista muy activo en la política colombiana y un militante de quienes se oponen al proceso de paz en Colombia. Por cierto que a este último, cuando se entero de las negociaciones con el ELN, no le falto tiempo para expresar su opinión sobre el Comandante del ELN, Antonio García: “Esto me hace acordar del QUIZÁS, QUIZÁS del sr Santrich. Cinismo galopante.”

Este lunes el Presidente de Colombia citaba el artículo de la colombiana María Jimena Duzán publicado en el portal “Cambio”, bajo el titulo “La historia que calla Iván Duque”: “Por este negociado, hoy importamos fertilizantes con el precio triplicado. La agricultura nacional perdió rentabilidad y los precios de los alimentos se dispararon, incluidos los de producción nacional, en parte por este desfalco.” ¿Por qué es importante este tema? Monómeros es una empresa venezolana con más de 50 años apalancando la actividad agrícola e industrial en Colombia a partir de una política de integración entre Venezuela y Colombia que se cristalizó en este proyecto binacional que en algún momento fue motor para la economía de los países andinos. Durante el 2002, Monómeros adquiere la operación de fertilizantes de Cargill en Colombia, llamada en adelante ECOFÉRTIL, empresa dedica a la producción y comercialización de fertilizantes (un dato del articulo de María Jimena Duzán coloca a Monómeros con el 37% del mercado de fertilizantes que utilizan en el campo colombiano). Pero no fue sino en pleno auge de la Revolución Bolivariana, en el 2006, que Monómeros paso hacer 100% de capital venezolano.

Bajo el esquema de agresión y bloqueo a la economía venezolana dirigida desde la Casa Blanca y el Pentágono, en el 2019, se le arrebata el control de la empresa al Estado Venezolano y pasa a la tutoría del grupo liderizado por Juan Guaidó y Leopoldo López, siendo este el momento cumbre del saqueo al patrimonio nacional venezolano con la complicidad del títere de Uribe y agente gringo Ivan Duque.  Recordemos, en esta fecha se rompen relaciones diplomáticas e Ivan Duque emerge como el bateador designado por parte de los Estados Unidos para aniquilar a la Revolución Bolivariana, incluso hasta fecha en el candelario llegó a colocar sobre la opinión pública internacional para un hipotético fin del gobierno del Presidente Nicolas Maduro. Ya sabemos cómo terminaron las profecías de Duque.

Sobre el artículo compartido por el Presidente Petro, hay algunos elementos que es bueno volver a poner sobre la mesa. Fue la propia oposición que a finales del año pasado entregaba a Duque un informe sobre el saqueo del grupo de Juan Guaidó y Leopoldo López a Monómeros. No dejemos pasar por debajo de la mesa las denuncias del propio Humberto Calderón Berti. Nuevamente Nitron Group aparece entre los principales protagonistas para hacerse con este importante activo venezolano a través de una filial creada de la multinacional para tal fin, de nombre Nitrofert. “Aprovechando que Monómeros tenía problemas financieros derivados de las dificultades para conseguir préstamos, empezó a ofrecerle créditos con el propósito de convertir esa deuda en acciones.”  En esta hoja de ruta para quebrar a Monómeros, un personaje allegado a Ivan Duque de nombre William Otero, fue nombrado jefe financiero de la empresa convirtiéndose en una pieza clave, tal como señala la columnista Duzán, para que “la Superintendencia asumiera el control de Monómeros” a partir de información falsa suministrada por Otero. Tanto este personaje como el hombre de confianza de Guaidó, Jorge Luis Pacheco y otra docena más de directivos de Monómeros son ahora piezas claves de Nitron Group. Por cierto, cabe la pregunta para seguir escudriñando en esta trama de saqueo imperial al patrimonio venezolano ¿Cuál es la participación de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID)? Sus vínculos con la actual Junta Directiva son parte de una ruta actual de trabajo.

Tal como nos reseña Duzán no se disimuló nunca el objetivo de Duque, Guaidó, Leopoldo Lopez (abanderados de la Casa Blanca) y Nitron Group: “El interés del gobierno de Duque porque Nitron se tragara a Monómeros nunca se disimuló. En una reunión reseñada en el informe y que se dio en la oficina de Víctor Muñoz con la junta de Monómeros, se dice que el director del Dapre les preguntó por Nitron. Igual sucedió con el entonces ministro de Agricultura. En una respuesta a un derecho de petición dejó claro que era Nitron la compañía que podía reemplazar a Monómeros si esta era liquidada. El afán por darle un espaldarazo a Nitrofert, la filial de Nitron en Colombia, se vio reflejado en el hecho de que Grace Vanegas, la secretaria privada de Víctor Muñoz, renunció a su puesto para irse a trabajar allá.” Lograr la insolvencia y allí convertir las acreencias en acciones a favor de Nitron Gruoup era el plan ejecutado por Duque y Juan Guaidó, bajo la observación activa de López.

Por ahora la llegada al poder de Gustavo Petro por la vía electoral parece colocar un freno sobre las pretensiones de Nitron Group, Duque, Guaidó, López y la Casa Blanca sobre Monómeros. La reapertura de la frontera pautada para finales del mes de Septiembre abre la posibilidad que antes de que concluya el 2022, tanto Nicolas Maduro y Gustavo Petro se sienten a conversar sobre el futuro de Monómeros. Pero sobre su futuro habrá que entender el contexto venezolano, un país cuya economía permanece bajo la agresión y bloqueo sistemático por parte de quienes detentan el poder en Washington lo que hace prácticamente imposible que el Estado Venezolano actué con plena autoridad comercial para enrumbar a Monómeros hacia otro destino por lo que podríamos estar ante dos escenarios.

Primer escenario, la venta de acciones de la empresa al Estado Colombiano con lo cual este se haría del control mayoritario de las acciones de Monómeros bajo la ejecución de un gran acuerdo comercial que rescate de las cenizas el Proyecto Binacional que dio inicio a la empresa. Cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE-Colombia), colocan la pobreza extrema para el 2020 en un 15,1% y la pobreza en 42,5%, en las zonas rurales llega incluso a un 18,2%, en el 2021 de cada 100 hombres en la pobreza habían 117 mujeres en esta condición, solo en la Guajira colombiana el 67,4% de la población está en estado de miseria. Para agosto de 2022 la variación anual del Índice de Precios al Consumidor (IPC) fue 10,84 % -el incremento de precios de la cebolla fue de 92,8 % y el del azúcar de 33,5 %. Otros aumentos destacados fueron los del pan (30,4 %), el arroz (26,0 %), las frutas frescas (24,6 %) y los huevos (20,1 %)- es la inflación más alta en décadas. Duque al intentar quebrar a Monómeros puso carga de profundidad sobre el alimento del pueblo colombiano. Monómeros se le presenta al Gobierno de Petro como una alternativa para reflotar la economía colombiana. Frente a este escenario, seguramente no tardará un sector de la “izquierda” venezolana en señalar al Presidente Maduro como un agente del neoliberalismo que privatiza las empresas venezolanas, afirmación que harán por miopía política.

Y un segundo escenario, difícil de vislumbrar a corto plazo pero sobre el que el Gobierno Bolivariano basa su línea de acción, el control absoluto de Monómeros por parte del Estado Venezolano bajo una política de desarrollo diseñada por ambos países que conlleve el fortalecimiento del agro colombiano tanto como el venezolano. En esta apuesta del Gobierno Bolivariano, Pequiven entraría a jugar un papel estelar de la mano de sus trabajadores y trabajadores tal como lo ha señalado el propio Presidente Maduro: “Seguimos pensando hacia adelante, surtir el mercado nacional con calidad, fertilizantes completos y aquellos especializados por rubros alimenticios. Todo el fertilizante que necesite Venezuela y convertirnos ya en grandes productores y exportadores de fertilizantes para El Caribe y para el mundo”.  Hagamos memoria, en el 2006, Pequiven poseía el 47.24% de las acciones de Monómeros. Ante este escenario el primero en pegar el brinco serán los mismos que han saqueado el patrimonio venezolano, a Juan Guaidó ya el Gobierno Bolivariano le ha picado a delante, a finales de Agosto, en la Cámara de Comercio de Barranquilla era introducido un documento con los nombres de la nueva Junta Directiva. Ante esto los nombrados por Juan Guaidó emitieron un comunicado con el ánimo de postergar lo que ya está decidido: “los recursos de ley para oponerse a la inscripción de las decisiones en cuestión —incluidos los de reposición ante la Cámara de Comercio y apelación ante la Superintendencia de Sociedades — en vista de que tales determinaciones y el acta que las contiene no se ajustan a la ley”.

Mientras tanto por un lado,  el gobierno colombiano encabezado por Petro comprará fertilizantes en el exterior y los subsidiará su costo. Y por otro lado, Duque, Guaidó y Leopoldo López seguirán la ruta de los grandes señores de las criptomonedas para abrirse paso en el ranquin de Forbes con los bitcoins del poder, al mejor estilo de los relatos de J.R.R. Tolkien, con lo saqueado a Colombia y Venezuela.

También te puede interesar

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchPortugueseRussianSpanish