El abrazo de la solidaridad

Por Roy Daza

Venezuela ha sido bendecida por una lluvia de solidaridad, ya son incontables las declaraciones y manifiestos que rechazan la acción terrorista, dirigida desde Washington, que intentó iniciar una matanza y generar las condiciones para una invasión de las tropas norteamericanas a la Patria de Simón Bolívar, mientras se multiplican las voces que en todo el mundo protestan contra el criminal bloqueo financiero, económico y comercial.

Es así como el Foro de Sao Paulo, en su reunión del 8 de mayo, expresó su enérgica condena a esos actos terroristas y ratificó su solidaridad con el Presidente Nicolás Maduro y el pueblo venezolano. En la misma dirección se inscribe el comunicado del “Grupo de Puebla”, confluencia líderes políticos, parlamentarios, intelectuales y artistas de nuestra América. Y cabe subrayar la firme solidaridad de la Izquierda Europea, que exige de manera categórica a los gobiernos del viejo continente, rectificar su política injerencista con respecto a nuestro país.

La posición asumida por la Cancillería de la Federación Rusa no deja lugar a dudas, no solo confirman su solidaridad y respaldo al Diálogo Político convocado por el Presidente Maduro, sino que su Canciller, Serguei Lavrov, anuncia que están dispuesto a cooperar con las investigaciones en curso sobre los hechos del 3 de mayo.

Lapidaria, es la declaración del ministerio de relaciones exteriores de China: “No aceptaremos una invasión a la República Bolivariana de Venezuela”, en clarísimo mensaje de Beijín a Washington.

Chandra Muzaffar, intelectual malasio, a nombre del Movimiento por la Justicia en el Mundo, también remitió un mensaje solidario. De la misma manera el Congreso Nacional Africano, partido gobernante de Sudáfrica, dio a conocer su indignación. Y desde La India se pronunció el Partido Comunista que gobierna una buena parte de ese inmenso país. Hay que destacar –también- la activa solidaridad de dirigentes sindicales y ecologistas de los Estados Unidos.

La conciencia, la unidad, la organización del pueblo, y la acertada conducción estratégica y táctica de la Revolución, han sido la clave en esta nueva victoria, y al mismo tiempo resulta ineludible decir que en estos días de grandes sacrificios, no nos ha faltado la ternura de los pueblos, el amor infinito de la solidaridad.

También te puede interesar