ESTADOS UNIDOS NO TIENE ALIADOS, SÓLO REHENES – COMENTARIOS

Por Ángel Colmenares


El domingo 2 de noviembre de 1975, en un discurso en Port Augusta, Gough WHITLAM anunció que el líder del Partido Nacional del País, Doug ANTHONY, estaba vinculado con un agente de la CIA, quien operaba clandestinamente en Australia, y acusó al PNP de obtener fondos de la organización estadounidense de  espionaje y terrorismo.


El agente era Richard STALLINGS, quien durante los años sesenta había sido el primer director de las instalaciones de espionaje y base de blancos militares hostiles de los Estados Unidos en Pine Gap, en esa oportunidad de regreso como “Deep Cover Agent” (Agente de Cobertura Profunda), cuya misión es recolección de información a niveles altos, protección de infiltrados y apoyo logístico clandestino.


Por esos años el Director de Contrainteligencia de la CIA era James Jesus ANGLETON (coordinador, con el Vaticano, de la operación con “Solidaridad” en Polonia); el Jefe de Estación CIA para Asia Oriental era Ted SHAKLEY y el embajador de EEUU en Australia era Walter RICE.
Uno de los pecados de Gough WHITLAM, por los que la CIA, cual moderna Santa Inquisición era la encargada de aplicar el castigo, fue la adhesión de Australia al Movimiento de Países no Alineados, uno de cuyos representantes más conspicuos era el presidente de Yugoslavia, Josip BROZ (“TITO”).


Para  impedir la presencia de éste en Australia, la Ustasha (organización fascista de conducta racista-religiosa, fundada en 1929 en Croacia por Ante PAVELIĆ y conocida por sus acciones de extrema violencia y crueldad) preparaba operaciones ante las cuales la ASIO (Australian Security Intelligence Organisation u Organización Australiana de Inteligencia y Seguridad, a la cual estaba muy ligado (Richard STALLINGS) miraba para otro lado.


Y el operador político de los gobiernos británico y australiano para garantizar la operación de salida de WITHLAM fue John KERR, “marxista radical” de los años treinta, devenido en anticomunista por los años cuarenta y activo de la CIA desde la Asociación Australiana de Libertad Cultural.


El trabajo de Caitlin JOHNSTONE es buen aldabonazo para mantener la vigilia y entender que los aparatos de espionaje y operaciones especiales de todos los países capitalistas, en su tarea de garantizar el control/dominio sobre el trabajo, no solo desarrollan sus acciones en países etiquetados como “atrasados, bárbaros o salvajes”, en Oriente Medio, África o América Latina, sino que sus intereses son preservados a cualquier costo, incluso en áreas tan desarrolladas y rebosantes de libertad/bienestar como Canberra, Sídney, Seattle o Portland, por nombrar solo algunas.


*******

En cuanto a Bolivia, comentaremos breve y muy superficialmente una situación que corresponde a los militantes de ese país aclarar, pues hay muchos aspectos que se hallaban en discusión desde hace por lo menos quince años, uno de ellos el papel jugado por Álvaro GARCÍA LINERA, quien ocupó importantes cargos, entre ellos Vicepresidente y miembro permanente del Ejecutivo, así  como presidente de la Asamblea Legislativa.
Ya desde el año 2005, GARCÍA LINERA proponía un “capitalismo andino-amazónico”: “Nuestro objetivo no puede ser el socialismo ya que no están dadas las condiciones materiales para ello. En una formulación más concreta propongo un modelo de capitalismo adecuado a las características de nuestro país, provisionalmente denominaremos a este modelo capitalismo andino amazónico”., actitud acompañada de una práctica que identificaba a la burguesía como “aliada del proceso”, lo que se tradujo en conductas de “moderación” política pactada para justificar y mantener al capitalismo, particularmente al extractivista, y ante la crítica de sectores revolucionarios, el ideólogo del “capitalismo andino” descalificaba: “Nos observa en Bolivia esa izquierda cadavérica, de los años 50 y 70, seudo marxista, que ya es un fantasma, frente a la que surge una nueva izquierda indígena de acción colectiva con su propia estructura, ideología y simbologías.” (Ver  BBC.com. Diciembre de 2005).


Dos años después, una variación en el discurso refiere a un “modelo económico productivo” basado en experiencias de Corea del Sur y Japón, esquema en el cual el Estado, planificador del marco estratégico y primer vagón de la locomotora, arrastra a la burguesía boliviana, al vagón de la inversión extranjera, a la microempresa, a la economía campesina y a la economía indígena. 


La burguesía comenzó a ser denominada “nacional y patriótica”
Y en marzo de 2016 en Santa  Cruz, durante la toma de posesión de la directiva de la Cámara de Industria, Comercio y Servicios (CAINCO, gremio capitalista más poderoso de Bolivia), GARCÍA LINERA ofreció una alianza entre el Estado y el sector empresarial para empujar el crecimiento de la economía boliviana, en ocasión en que el rumbo de la economía mundial no es tan alentadora.  García Linera sostuvo que el Gobierno no será rival ni competidor de los empresarios, sino un aliado para el crecimiento económico. (“Los Tiempos” digital. Cochabamba, Bolivia. 18 de marzo de 2016).


Como es fácil discernir, más allá de la propaganda, la falsa información y el triunfalismo, en Bolivia también “la procesión anda por dentro”.

¿DÓNDE TIENEN A CARLOS LANZ? – ¡REGRÉSENLO VIVO!

También te puede interesar


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home3/puebloen/public_html/0/wp-includes/functions.php on line 4757