Escuela de Sabidurías (15)

Por Gregorio Pérez Almeida

Luego de pasearnos por el interesante tema de las necesidades humanas fundamentales, que considero clave, diría que necesario, para sustentar la propuesta de una Escuela de Sabidurías descolonizada y descolonizadora, retomaremos las voces de nuestros indígenas y afrodescendientes.

Pero antes quería advertirles que dejaré para mejores condiciones de diálogo la explicación y discusión de por qué considero la propuesta de Max-Neef complementa la concepción marxista de Dussel. Sólo les adelanto que entre otros aspectos, porque nos brinda la posibilidad de hacer contacto vivo entre la teoría y la práctica en la planificación de la vida cotidiana, desde lo que llama «la escala humana», hasta los niveles de gran escala.

En esta oportunidad escucharemos a Sagrario de Lorza, una docente venezolana que estuvo compartiendo experiencias pedagógicas con los pueblos indígenas bolivianos. Su intervención es una comparación entre la cosmovisión Aymara y la  Ye’kuana expuesta en estas clases por Víctor Manuel Rodríguez.

Dr. Gómez:

Este escrito es apenas un bosquejo de algunos elementos coincidentes entre las complejas y profundas cosmovisiones de los pueblos Aymara y Ye’kuana, de las cuales tengo somera información y que me he atrevido a reseñar a pedido suyo, profesor.

Hace unos cuantos días -al leer en la Escuela de Sabidurías la exposición de Víctor Manuel Rodríguez, miembro del pueblo Ye’kuana caí en cuenta de algunos puntos coincidentes con el pensamiento del pueblo Aymara de Bolivia, del cuál tuve ocasión de conocer un poquito en varias estadías en ese hermoso país, sobre todo al leer y escuchar de viva voz a Fernando Huancuni Mamani, a Silvia De Alarcón y a otras personas que siempre gentiles respondieron mis preguntas.

Desde la osadía de mi ignorancia pues, y no siendo ni siquiera parte de un pueblo indígena, aquí me lanzó a compartir algunos de esos recuerdos que, obviamente, refresqué revisando un par de libros por respeto al pueblo Aymara y para no meter mucho la pata y confundir en vez de aclarar.

La cosmovisión del «carácter sagrado de la tierra» tanto para los Ye’kuanas como para los Aymaras es fundamental en estos pueblos. Los primeros dan relevancia al significado del territorio ancestral desde la creación del universo, otorgado en custodia por sus ancestros a los Ye’kuanas, Kariñas y Pemones, con el mandamiento sagrado de cuidarlo, de allí el ordenamiento y deslinde geográfico ocupado por estos pueblos en el Macizo Guayanés. Dice Rodríguez, además, que la cosmogonía, los mitos, la historia de los Ye’kuanas están vinculados a la tierra y que ello es característico de muchas comunidades indígenas.

Para los Aymaras y Quechuas, dice Sylvia de Alarcón, la tierra es esencialmente un ser vivo con el que se es uno en la comunidad (común-unidad), no existe en esta visión una conceptualización de la tierra como algo independiente y ajeno o anterior al ser humano; al ser humano en comunidad, no como individuo.

El individuo es nada si no se encuentra insertado en una red de múltiples relaciones, entre ellas la relación hombre-mujer (chacha-warmi) como pareja representa la relación natural y los principios de paridad y complementariedad; no existe una visión antropocéntrica en la cosmovisión aymara-quechua: el hombre (runajalqi) es sólo parte del todo; su férreo vínculo con la naturaleza y el universo, su sentido de comunidad tienen una dimensión cósmica antes que social.

La cosmovisión aymara de la tierra se refleja tanto en el ordenamiento geográfico -basado en complejas estructuras de parentesco y territorio (jsthas: comunidades pequeñas; varias jathas integran un ayllu, varios ayllu componen una mafia)- como en la concepción comunitaria de las relaciones de vida de los seres humanos con la naturaleza y de los seres humanos enteré sí, así como en las diversas formas de trabajo colectivo y de cooperación mutua: Ayni, Mink’a, Waki, YanaPa, entre otras.
_
(Continuaremos en la próxima clase).

También te puede interesar


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home3/puebloen/public_html/0/wp-includes/functions.php on line 4757