El proceso de inclusión a la educación universitaria venezolana: la misión Sucre (2003-2012). Parte II

Por datio Di Zacomo (Buenos Aires, Argentina)

Las políticas estatales constituyen el esfuerzo estratégico de voluntades de gobierno, de allí que al estudiarlas consideremos su intervención siempre con relación a componentes y actores que se conjugan para dar realidad al esfuerzo de implementación en diversos planos y temporalidades; por ejemplo, los actores de gobierno y los no gubernamentales resignifican sus prácticas en relación a los contextos en donde se actualizan sus encuentros y desencuentros, y a su vez en relación a los efectos de saber/poder que se pueden presentar en los territorios local, regional y/o nacional.

Desde tal posición los dispositivos para la gestión e implementación de políticas públicas deben ser analizados más allá de los meros aspectos normativos y técnicos que las conforman en su relación con la capacidad estatal de aplicarlas; preferimos colocar el horizonte en el conocimiento y comprensión de los procesos particulares y concretos, así como de las relaciones de poder que se ponen en juego durante la implementación. Este giro de lo técnico a lo procesual, posibilita comprender las dinámicas sociales y las transformaciones que ocurren en los actores y territorios cuando el Estado despliega políticas públicas, para enfatizar su politicidad, reivindicando el análisis de los sentidos estratégicos que las componen; es decir, entender que las políticas públicas a partir de las cuales un Estado hace pie en el territorio, pertenecen a un proyecto político, que las impulsa y les da sentido: “Es en el funcionamiento del Estado en el territorio donde se puede vislumbrar cómo se transforma la relación entre éste y la sociedad …” (Gradin & Tiranti, 2014, pág. 10)

Durante el trascurso de los años 2003 al 2012 las misiones Sociales  constituyeron  los principales dispositivos de políticas públicas que el gobierno del presidente Hugo Chávez implementó con el fin de incluir a los sectores de la sociedad venezolana que fueron excluidos del disfrute de derechos a lo largo del periodo democrático que antecede a su gestión presidencial. La Constitución de la República Bolivariana y por ende la democracia participativa y protagónica, demandaba un rumbo nuevo a las políticas estatales, donde los sectores de la sociedad venezolana que históricamente habían sido excluidos y marginados del bienestar económico, social y cultural, debían ser incorporados. Para ello se hace necesario garantizar las condiciones materiales y educativas que les permitiera estar incluidos en circunstancias equitativas.

En el periodo mencionado arriba el gobierno bolivariano puso en marcha dos planes de gobierno, los cuales fueron denominados: Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2001-2007 y el Proyecto Nacional Simón Bolívar. Primer Plan Socialista de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2007-2013. En el primero, la educación y el trabajo son elementos primordiales para alcanzar el verdadero ejercicio democrático de la voluntad popular por medio de la participación protagónica de la/os ciudadana/os, y el acceso a los derechos sociales, como notas esenciales de la sustentabilidad y equidad del crecimiento económico, sobre la base de una distribución más justa de la riqueza nacional; en este marco la misión Sucre se inserta como parte del esfuerzo gubernamental para acelerar el enrutamiento al sendero de transformaciones políticas, económicas y sociales. En el segundo plan, se hacen específicas las misiones como dispositivos del gobierno para la inclusión social masiva y acelerada, otorgando sustento político-institucional a la Sucre que permite su ampliación como dispositivo y pertenencia en el esquema de gobierno. Las misiones Sociales ensayan los cimientos para la transformación del modelo social-productivo y refundación de la república, a tal punto que adquieren en el segundo Plan una connotación político-esencial para ejecutar un número importante de acciones de gobierno.

La educación superior y universitaria es clave en la construcción y consolidación de cualquier modelo de desarrollo que un Estado asuma como meta; en esta vertiente la Sucre fue el dispositivo de gestión más importante del cual se valió el gobierno bolivariano para enfrentar los retos y desafíos en esa materia. Recordemos, para el año 2003 el gobierno bolivariano viene de un proceso de superación de una aguda actividad desestabilizadora; en medio de fuertes tracciones políticas las misiones reorientan la política social hacia una gestión con miras a obtener resultados efectivos a corto plazo, los cuales deben producir pertenencia en los sectores populares, al tiempo que movilizar a las organizaciones populares y movimientos sociales en conjunto con el aparato estatal como defensores de la gestión bolivariana. Los efectos en lo político se sienten con la consecuente recuperación de la gobernabilidad del país tras el triunfo electoral en el referéndum revocatorio presidencial del año 2004, mientras que los sentidos tácticos de las misiones se van signando en el cuerpo de conectores políticos de una agenda única de acción, para desplegarse como plataformas operativas de las políticas sociales con la suficiente extra-institucionalidad que les permitiera su movilidad conforme lo marque la lucha política y los rumbos estratégicos del proyecto bolivariano. La misión Sucre, en su particularidad,  alcanza la incorporación de un gran número de venezolana/os, pertenecientes a los sectores sociales pauperizados, a la educación universitaria. Esto posibilitó el acceso, en condiciones más equitativas, a la participación social y política; condición crucial para el protagonismo de toda/os la/os ciudadana/os en un sistema democrático que comenzaba a ser real para mucha/os, haciendo evidente la relación entre la práctica política y la naturaleza de las políticas. Además la misión Sucre aflora la esperanza de la incorporación al mercado productivo de quienes habían sido excluida/os por su condición de pobreza, cumpliendo con el sentido general estratégico de la educación universitaria para todos los sectores sociales nacionales.

La Sucre permitió al gobierno del presidente Chávez acelerar la marcha del aparato del Estado para satisfacer las demandas de inclusión y acceso al subsistema público universitario, registrando avances cuantificables en relación a esas demandas, mientras fortalecía su base política y apoyo popular; además, consigue ponerse a tono con los objetivos planteados por la UNESCO para la educación universitaria del nuevo milenio, cuando dispone para toda la población las oportunidades con equidad que le permitan acceder a una educación universitaria.

Se ensaya en un gran escenario nacional y con relativo éxito una educación universitaria como espacio abierto al aprendizaje permanente para que sea fuente de oportunidades de formación múltiple y flexible en cuanto a las modalidades, trayectorias, contenidos y poblaciones a las que atiende. La municipalización como tecnología principal, encara un proceso multidimensional que incuba condiciones de posibilidad para que los estudios universitarios estén vinculados al contexto local en el cual se realiza la práctica educativa. En definitiva la educación va a la/os potenciales estudiantes, incluso en los municipios más alejados y remotos, quienes son incorporados como actores políticos a la construcción del destino colectivo.

Las Aldeas universitarias se constituyeron en las instalaciones referencia de la municipalización y universalización de la educación universitaria por cuanto garantizaban efectivamente la inclusión de amplios sectores de la población que querían iniciar o continuar estudios universitarios. La municipalización, las Aldeas universitarias y los Programas Nacionales de Formación (PNF), hicieron posible el acceso masivo de población excluida del subsistema universitario, además de proporcionar un sentido de pertenencia a la práctica educativa desarrollada, destacando la importancia de la participación política dentro de todos los aspectos de la vida social, al tiempo que se van generando saberes como discursos y relatos de inclusión social sobre la base de los datos que se obtienen de la intervención territorial y la efectiva generación de oportunidades para el estudio entre los sectores más vulnerables de la sociedad venezolana.

La misión Sucre logra variaciones importantes en la subjetividad de la/os estudiantes, ampliando la base para la participación y protagonismo de sectores sociales dentro del subsistema de educación universitaria; la/os estudiantes de la misión van resignificando su auto concepto al vivir la experiencia educativa, se aproximan a un conocimiento que trae otra perspectiva de análisis, y a la vez se internan en una experiencia de participación política con un alto efecto movilizador. Eso es muy notorio en el importante papel que jugó como dispositivo para la inclusión de personas con discapacidad, equiparando las oportunidades al acercar la instalación educativa.

En busca de su objetivo estratégico la misión Sucre, en el esquema general de transición de una democracia representativa a otra participativa y protagónica, mostró un alto nivel de eficiencia como dispositivo de gestión de políticas públicas en el asunto inclusivo a la educación universitaria pública. Ahora bien, no podemos, ni debemos obviar los señalamientos que desde el mismo sector bolivariano se le han hecho alertando sobre su incapacidad de alcanzar en lo cualitativo el mismo éxito de su expansión cuantitativa. Desde mi lugar creo que hay elementos para señalar esa situación, la cual está muy ligada a las contradicciones desde lo político-pedagógico de las distintas gestiones ministeriales que regentaron el dispositivo en el periodo 2003-2012.

La instalación de la misión Sucre requería, al menos, cuestionar los discursos asociados a la educación universitaria que constituían el imaginario venezolano, los cuales estaban vinculados de forma general con el carácter exclusivista de la universidad, donde sólo podrían alcanzarla algunos grupos privilegiados, idea que refiere a condiciones destacadas desde el plano cognoscitivo y de la inteligencia; la Sucre invita a dinamitar esa idea, la universidad es posible para toda/os al acercarla hasta quien la requiere, al hacerse presente en la concreción del municipio; por ello dio realidad al derecho: las posibilidades no están presente para acceder por medio de la competencia, las posibilidades están al alcance desde la realidad física del derecho.

Durante medio siglo, el asunto de la transformación universitaria consumió grandes cantidades de tinta y tiempo de discusión entre los actores académicos, gubernamentales y empresariales de Venezuela, entendidos como depositarios de la responsabilidad sobre el devenir del subsistema universitario. Los encuentros y desencuentros en la dirección de la mencionada transformación vienen dados por la conocida relación entre la educación y el modelo de desarrollo esperado, así el nivel superior/universitario traza su rumbo en función de caracterizarse por generar el recurso humano profesional. La misión Sucre no obvió tan importante premisa, pero acometió ampliar la discusión para sacarla de los espacios puramente académicos, colocándola también al alcance de los sectores populares como protagonistas activos en la construcción del destino de la nación; no afirmo que dicha discusión haya hecho carne en el sentir popular pero la acercó a las barriadas y pueblos del interior, generando por primera vez una atmósfera de pertenencia para la educación universitaria en la subjetividad del pueblo.

Textos consultados:

Gradin, A., & Tiranti, S. (2014). ¿Por qué mirar las políticas estatales desde el concepto de Dispositivo de Gestión? Su utilidad analitica para reflexionar en torno al proceso de despliegue territorial del Estado Argentino en el período 2003-2013. Buenos Aires: Ponencia: IV Jornadas de Jóvenes Investigadores en derecho y Ciencias Sociales Instituto Ambrosio L. Gioja.

También te puede interesar


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home3/puebloen/public_html/0/wp-includes/functions.php on line 4757