“Cuatro conceptos de democracia” en René Zavaleta. La autodeterminación de las masas. (PARTE II)

Por Dario Di Zacomo (Buenos Aires, Argentina)

En esta segunda y última parte de la reseña interpretativa del texto de René Zavaleta Mercado Cuatro Conceptos de Democracia (1983), presentaremos el abordaje del sociólogo boliviano de los conceptos de democracia como problema de la teoría del conocimiento y como autodeterminación de las masas; no sin antes recomendar el texto mencionado, el cual se puede obtener de forma gratuita en: http://biblioteca.clacso.edu.ar/gsdl/collect/clacso/index/assoc/D10918.dir/Antologia_Zavaleta.pdf que lleva a la antología organizada por Luis Tapia y publica por Clacso y siglo XXI editores. Continuamos:

Tercer concepto: La democracia como problema de la teoría del conocimiento. En este desarrollo Zavaleta busca mostrar los mecanismos por los cuales la democracia proporciona la información que requiere el Estado y por ende la clase dominante para la reproducción de su poder; a saber, las artimañas para conocer el movimiento de la sociedad que proporciona la democracia como método de conocimiento del Estado. Entiende que es una consecuencia del ser dominante que le permite ajustar la superestructura a las tendencias o corrientes que se producen en la estructura económica, “Aquí la democracia se insinúa como un acto del Estado. Entonces la conciencia del Estado civil, en esta fase gnoseológica, es sólo el objeto de la democracia, pero el sujeto democrático (es un decir) es la clase dominante, o sea su personificación en el Estado racional, que es el burócrata. La democracia funciona por consiguiente como una astucia de la dictadura; es el momento no democrático de la democracia. Sólo un ciego puede no ver esta valencia del concepto” (Zavaleta, 2015:134).   

La clase dominante por medio de la estructura vertical que subyace en la democracia representativa, adquiere los medios para conocer el movimiento interno de la sociedad, y para Zavaleta esta posibilidad es manejada dentro de la disposición de la dominación de clase que conserva la burguesía. En otros términos más claros, el sector social en el poder del Estado se vale del conocimiento que adquiere de las otras clases por medio de la democracia para afianzarse en el poder; lo que explica como el Estado, que por naturaleza es conservador, se ostenta dinámico en apariencia con la democracia, dentro del constante movimiento social producto de las contradicciones de clase.

Para la clase dominante, la democracia en su condición gnoseológica no la inclina a internalizarse en la sociedad, más bien le proporciona las formas de cómo hacer que su conciencia histórica de clase se convierta en la razón del Estado, nutriendo los dispositivos por los cuales los intereses de la burguesía se mitifican como los intereses de la sociedad toda, y las contradicciones tomen el aspecto de diferencias saldables por la presencia de la mediación, que consiste básicamente “…en la aptitud de convertir las reacciones o mensajes, a menudo fragosos, que se producen en el llano de la sociedad en un lenguaje político asimilable para el telos clasista del Estado” (Zavaleta, 2015: 137).

El mediador, quien agencia la mediación, para Zavaleta es un actor de la coyuntura, que reúne características de funcionario estatal y “jefe social”, con posibilidades de expresar a la sociedad civil en tanto es nacionalizado por ella en el contexto de las crisis nacionales; puede ocurrir que cuando los mediadores comienzan a desconfiar del Estado para creer en ellos mismos como parte de la sociedad o en la idea del cambio revolucionario superan el lugar que les otorga la coyuntura, “…Es correcto decir, por tanto, que todo dirigente es un mediador hasta que no se convierte en un amotinado”. (Zavaleta, 2015: 137)

Ahora bien, hay momentos en los cuales el Estado no dispone de los mediadores en cantidad o cualidad suficiente para conocer lo que acontece en la sociedad civil, entonces prescinde de las sutilezas de la democracia y se expresa de forma autoritaria recurriendo a la violencia como principal forma de dominación, son momentos fundamentalmente caracterizados por una dominación inestable que solo consigue en la dictadura, como forma de gobierno, su manera de perpetuarse.

El acto productivo para el capital, como desarrolla Zavaleta en el primer concepto (la democracia como condición de la época), requiere del individuo libre, y esta condición la lleva también al plano político, constituyéndose en sujeto democrático en el nivel de la superestructura. Su libertad no está reducida solamente al momento de la producción, así que ella debe ser expropiada en la arena ideológica, en el territorio de lo extraeconómico, es allí donde la democracia como teoría del conocimiento proporciona la posibilidad del conocer lo necesario para contener los desbordes de la libertad como condición del modelo capitalista, entonces “La libertad, por tanto, se transforma en una suerte de agente confidencial del capital y el hombre libre en algo así como un espía de sí mismo” (Zavaleta, 2015: 135).

Cuarto concepto: La democracia como autodeterminación  de las masas. A los conceptos anteriores Zavaleta confronta la democracia como autodeterminación de las masas, con la intención de dar cabida a la reflexión del asunto desde la conformación de un sujeto revolucionario que provenga de las organizaciones surgidas al calor de la lucha de clases.

Para el autor en primera instancia es clave sacar la noción de masa de su evocación de mayoría, pues si esta fuera una de sus notas esenciales estaríamos atados indefectiblemente a la idea de la democracia representativa. La masa debe ser vista para Zavaleta en el plano de su calidad y no de su “mera agregación”, toma el sentido que refiere Marx en la “fuerza de masa” como fuerza productiva (Zavaleta, 2015:138). Incluso Zavaleta señala que la masa no necesariamente refiere al número mayoritario de la sociedad civil, “Lo que interesa es que incluso un número no demasiado grande de hombres, con sentido de la concentración y algún grado de temeridad táctica, puede expresar tendencias que están escondidas en el ‘sueño’ de la sociedad. Es cierto por eso que, por muchos conceptos, la masa representa a la masa. Una parte de ella quiere (querer, equivale a ‘querer’ de modo estatal, a voluntad de poder) en nombre de otra o, de alguna manera, manifiesta lo que la otra contiene y no conoce aún. Quiere decirse con esto que el acto de autodeterminación es un acto revolucionario y no un acto legal, de ninguna manera algo precedido por un escrutinio sino por lo que se llama mayoría de efecto estatal (Zavaleta, 2015: 139); tiene en mente, sin duda, la imagen de la vanguardia, por lo que da importancia a las organizaciones de trabajadores como sindicatos, partidos y centrales obreras.

Creemos interesante tener presente esta mirada zavaletiana de la masa en el estudio de los movimientos sociales en América Latina a partir de la década de los noventa, donde en muchos casos estos asumieron el rol de vanguardias, ya que la masa en su autodeterminación es poderosa en tanto proceso que persigue superar estructuras de dominación que pueden existir en un momento determinado,  la historia de las masas, nos dice Zavaleta “…es siempre una historia que se hace contra el Estado, de suerte que aquí hablamos de estructuras de rebelión y no de formas de pertenencia. Todo Estado en último término niega a la masa, aunque lo exprese o la quiera expresar, porque quiere insistir en su ser, que es el de ser Estado, es decir, la forma sustancial de la materia social. Por consiguiente, tenemos aquí un significado de la cuestión democrática que se coloca en la antípoda de la democracia en su función gnoseológica. Se puede decir que aquí se reemplaza la democracia para la clase dominante por la democracia para sí misma(Zavaleta, 2015: 138). Si la democracia como conocimiento es el método de la clase dominante, en la autodeterminación de las masas tiene la sociedad civil su método.

Esto también implica que la autodeterminación no deviene de manera espontánea o directa, requiere del empuje de la “vanguardia” o bien lo mismo, un núcleo con capacidad de convencer al resto de la sociedad civil sobre la direccionalidad de su esfuerzo transformador, el cual aumenta en posibilidades durante la manifestación de las crisis del sistema que se pretende superar, “Lo que importa es que su acto contiene la inclinación general. Se deduce de ello que es un concepto localizado sobre todo en la fase de la táctica. Aun diría, la masa es a la táctica lo que la clase a la estrategia” (Zavaleta, 2015:139). No es imperativo para su efectividad su condición mensural, sino el grado de posibilidad que tiene su llamado de alcanzar recepción en el soma de la masa, “Incluso si su pronunciamiento está compuesto por actos conscientes, la verdad de la autodeterminación debe estar dada siempre por un grado importante de espontaneidad y creatividad de masa”. (Pág.139)

Ahora bien, es preciso tener en cuenta para un mejor entendimiento de la idea de masa en Zavaleta y su autodeterminación, la articulación que posee con  la categoría (propia del mismo autor) de formación social abigarrada; pues, la masa como concepto estaría subordinado al de sociedad abigarrada o al menos se relacionan en dependencia. La formación social abigarrada refiere a la herramienta teórica para describir “… la sobreposición de diversos tipos de sociedad que coexisten de manera desarticulada, estableciendo relaciones de dominación y distorsión de unas sobre otras…” (Tapia, 2015: 10) dentro de un mismo Estado-nación, al tiempo que permite designar los procesos problemáticos inherentes a la producción y reproducción de un orden social determinado, de manera de ampliar las posibilidades para pensar y comprender las formas posibles que toma la articulación a lo interno de la sociedad civil debido a su heterogeneidad, así como los síntomas venidos de los momentos constitutivos, los cuales recordamos son: los acontecimientos y procesos que fundan la manera de ser de una sociedad por un periodo de tiempo largo, los signos ideológicos sobre los cuales se levanta el tejido social, y estos momentos están ligados a procesos de autodeterminación de las masas.

Por otra parte creemos necesario señalar que, algunos conocedores de la obra de René Zavaleta aproximan hasta casi su integración en una sinonimia el concepto de masa con el de sociedad civil usado por Gramsci, creo que la bifurcación de estos conceptos se da (precisamente) en el grado de especificidad que toma la sociedad civil en las sociedades abigarradas y por eso el teórico boliviano ingenia la noción de masa desde Marx y no solamente hace uso de la idea gramsciana de sociedad civil, La masa es la sociedad civil en acción, o sea, un estado patético, sentimental y épico de la unificación” (Zavaleta,2015: 139); de igual manera las proximidades son muchas y refieren a una historicidad de confrontación con el Estado.

Como últimos aspectos destacamos que Zavaleta en esta visión de la democracia como autodeterminación de las masas, no presenta la masa dotada de un determinismo que garantice una perspectiva revolucionaria de por sí, más bien la mira como poseedora del potencial necesario para conducir esa autodeterminación en un sentido emancipatorio al capital, es un principio de acción libertaria para la democracia; es quizás, como señala Luis Antezana  la hegemonía de la diversidad” (Antezana, 2009). Y finalmente subrayamos que, Zavaleta alerta sobre la toma del poder como objetivo final de la movilización social, se inclina más bien en consonancia con Lenin cuando expresa “Todo el poder a los soviets”, donde la superación de la democracia burguesa (representativa) requiere la constante organización y reorganización de las clases explotadas en el poder del Estado.

Textos consultados:

-ANTEZANA, Luis. (2009). Dos conceptos en la obra de René Zavaleta Mercado: Formación abigarrada y democracia como autodeterminación. En: //biblioteca.clacso.edu.ar/ar/libros/coedicion/olive/07antezana.pdf

-TAPIA, Luis. (2015). Presentación de: La autodeterminaciòn de las masas, Antologia de Rene Zavaleta. Mexico DF – Buenos Aires: Siglo XXI editores – CLACSO.

-ZAVALATA Mercado, René. (2015). La autodeterminación de las masas / René Zavaleta ; antología. México, D. F. – Buenos Aires: Siglo XXI Editores – CLACSO.

También te puede interesar


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home3/puebloen/public_html/0/wp-includes/functions.php on line 4757