27N, la Génesis del Aviador Virtuoso.

Por Miguel Ernesto Salazar

“Aviadores unidos juramos

En la notas del himno sonoro

Que luchando hasta el fin moriremos

En resguardo del patrio decoro”.


Coro del Himno de la Aviación Militar Bolivariana.

Para el año 2006 el Comandante Hugo Chávez se presentaba como candidato presidencial para la reelección por el “Bloque del Cambio” y se postuló por el Movimiento Quinta Republica (MVR) y un conjunto de organizaciones integrantes del Polo Patriótico. El Comandante Chávez obtuvo 7.309.080 de votos, 62,84% del total. Por encima del candidato de la oposición Manuel Rosales, a quien dobló en votación.

En las concentraciones populares durante la campaña electoral resalta aquella idea lanzada por el Comandante Chávez haciendo alusión a un dialogo que sostuvo con el Comandante Fidel Castro: “Fíjense, Fidel me decía después del referéndum en alguna visita que le hice, hablando de nuestra victoria y muy contento, pero después me hizo una reflexión, me dijo: “Chávez, pero fíjate bien, en Venezuela no hay 4 millones de oligarcas, y 4 millones votaron por el sí”.

En este contexto electoral durante el aniversario de la Aviación Militar Bolivariana, el 28 de Noviembre, en la Base Aérea Libertador ante “26 oficiales subalternos, 66 suboficiales profesionales de carrera, 64 tropa profesional, 170 cadetes, 64 alumnos de la Escuela Técnica de la Aviación, 64 alumnos de la Escuela de Tropa Profesional, 64 alumnos del Liceo Militar Libertador, 64 tropa alistada, 40 músicos militares, 400 reservistas y 400 guardias territorial”; se daba la conmemoración de esta fecha histórica para la Aviación Militar Venezolana.

El Comandante General de la Aviación Militar Venezolana para aquel momento, G/D (Av) Róger Rafael Cordero Lara, en su intervención de apertura de aquella  actividad, citaba al instructor de vuelo francés Jean Tusen Fiechi como la antesala a los que los Valles de Aragua serian testigos: “Vuestras aves de paz y de progreso surcarán los aires del cielo siempre azul de Venezuela. Si la Patria algún día exige vuestra abnegación y sacrificios, entonces ustedes se acordarán de que son herederos de Bolívar y Miranda, cuya gloria ilumina vuestra historia nacional. Por tan alto que ustedes vuelen las almas de aquellos grandes hombres se cernirán todavía más alto para miraros al pasa por el camino del honor y acompañaros en vuestro regreso al nido, llevando en las alas escarapelas tricolores ceñidas con los laureles de la victoria”.  

Daba paso entonces a las palabras del Comandante Hugo Chávez: “La fuerza aérea tiene mucho que contar, que decir y que hacer en este sentido, la fuerza aérea, felicito a todos, sin excepción a todos y a todas, de manera especial a quienes he tenido el gusto de condecorar este día de hoy, pero a todos, todos, desde los generales de división hasta el último soldado, pilotos, personal técnico, cadetes, todos, jefes oficiales, investigadores y científicos, la fuerza aérea en estos años de historia a jugado un papel fundamental y sobre todo en estos últimos 20 años en estas últimas décadas, la fuerza aérea se convirtió en uno de los nidos de la Revolución Bolivariana en estas bases aéreas, en aquella mi muy querida escuela de aviación militar comenzó a fermentar el espíritu patriótico, el espíritu bolivariano por allá, eran los años finales de la década de los 70, eran los años iniciales de la década de los 80 y luego cuando comenzaban los años 90 de este nido volaron libres los pájaros al viento, aquel 4 de febrero, aquel 27 de febrero o aquel 27 de noviembre del año parturiento de 1992, de esta misma base, este mismo cielo cuantos años de lucha, de batalla y de forja.

Rindo tributo a los mártires de la fuerza aérea, nos unimos todos en ese minuto de silencio, de plegaria, sigamos su ejemplo los que dieron su vida luchando por su patria, los que se quedaron regados por los caminos y muy especialmente a los que dieron su vida aquel 27 de noviembre de 1992 y luego aquel 19 de abril de 2002 con el general Acevedo al frente, con Cheche, el general Torres Finol al frente, que supieron aquí mismo en esta base aérea dar un paso al frente y decirle no al imperialismo el 11 de abril, el 12 de abril, el 13 de abril de 2002”. El Comandante Chávez recordaba la pérdida irreparable de aquella generación de oficiales de azul que estaban destinados a transformar el devenir de la Aviación Militar, aquel accidente aéreo al precipitarse a tierra el helicóptero en el que viajaban, en una zona montañosa cercana a Caracas. Los generales Luis Acevedo, Pedro Torres Finol, Julio Ochoa y Rafael Quintana, integrantes del alto mando de la Aviación  recién estructurado tras el golpe de Estado de Abril del 2002 abonarían el camino de la nueva Aviación Militar Bolivariana rumbo a sus 100 años.

“Gloria a los mártires de nuestra heroica fuerza aérea venezolana, paladín del espacio soberano, Dios te bendiga fuerza aérea de la patria, grande fuerza aérea” ,el Comandante Hugo Chávez de esta manera alzaba el grito al aire.

Continuaba el Comandante Chávez señalando. “Y ahora en el siglo XXI, quiero recordarles solamente aquello que Bolívar dijo también, lo dijo en distintas ocasiones, de distintas maneras, dijo Bolívar que normalmente no es la fuerza física la que se impone, sino que normalmente a lo largo de la historia está demostrado es la fuerza moral la que inclina la balanza de la vicisitudes humanas, la moral, lo diría a su manera años después uno de los padres fundadores de la Unión Soviética Vladimir Ilich Ulianov, más conocido como sabemos por todos como Lenín cuando pregonaba a las tropas del Ejército Rojo y al pueblo soviético la moral, la moral, la moral. Mao Tse Tung al pueblo chino, unas décadas después, cuando dijo: “El resultado de la guerra no lo impone al fin la máquina, lo impone al fin la moral del hombre, la moral del pueblo, la moral de la Patria”. Por eso aviadores venezolanos y por extensión al pueblo todo de Venezuela les pido que montemos todos en esos Sukhoi y volemos con nuestra moral hasta el infinito, la moral de la Patria nueva, la moral socialista, la moral revolucionaria para darle mayor consistencia al Proyecto Simón Bolívar, a la nueva era que comienza”.

Después de 15 años de aquel acto, el espíritu que guio la lucha iniciada por quienes el 27 de Noviembre de 1992 se levantaban en armas para forjar una nueva nación, sigue guiando la lucha de los “guardianes insomnes del espacio aéreo”. La Aviación Militar Bolivariana hoy se abre camino entre la agresión y el bloqueo impuesto por las elites de Washington y auspiciada por los apátridas que mancillan el suelo sagrado de Los Libertadores. Un nuevo paradigma tecnológico, de resistencia y de superación se amasa en las escuelas, cuarteles y talleres de los herederos de la gesta del 27N. La tecnificación lograda por los integrantes de la Aviación Militar se convierte en un arma contra la agresión imperial. Como diría el Comandante Chávez, “nada nace de la nada: la naturaleza no da saltos ¿Cómo habremos de potenciar la Nación y consolidar el Estado? ¿Cómo hacer que un hombre adquiera saber, poder y virtud? El alfarero de esta Republica nos dice que no son suficientes las palabras, sino que ellas deben confirmarse con los hechos porque la forja el alma, vida y corazón del hombre supone predicación con el ejemplo, empezando con la del gobernante, que debe ser virtuoso”. El mantenimiento de los sistemas de arma del componente aéreo y el surgimiento de nuevos elementos de defensa surgidos del ingenio de los integrantes de este componente, son hechos que han honrado la palabra del aviador virtuoso convertido en patriota invencible.    

Finalmente, como recordaría el propio Comandante Chávez aquella tarde del 10 de diciembre en la Base Libertador: “Soldados de la Fuerza Aérea, soldados de la Patria, hombres y mujeres de la República Bolivariana ¡hasta la victoria siempre!, ¡Patria o muerte!, ¡nosotros venceremos!”

También te puede interesar

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchPortugueseRussianSpanish