INTELIGENCIA POPULAR PARA LA DEFENSA DE LA PATRIA

Por Armando Daza

1. Estamos entrando en un momento donde la confrontación armada es una realidad. Los enemigos de la Revolución Bolivariana, los enemigos del camino escogido por este pueblo bravío están asumiendo el camino de la violencia armada y del ataque contra el pueblo y sus conquistas. Lo habían intentado en varias oportunidades desde el 2014 más en este momento su decisión es la de atacar militarmente nuestros dirigentes y nuestro patrimonio público.

2. Esto conlleva  a que los patriotas entremos a participar en los instrumentos y formas que la revolución se ha dado para defenderse y para poder sostener, mantener y avanzar en las conquistas que nuestro pueblo ha alcanzado en estos 20 años de construcción. Son diferentes los espacios que hemos desarrollado, tanto a nivel político y social como a nivel militar. El Partido PSUV, los movimientos sociales, los Consejos Comunales y Comunas, los CLAP, las Mesas Técnicas de los servicios públicos, ente otros se unen a la Milicia Bolivariana, estableciendo un abanico de posibilidades de participación, donde tanto hombres como mujeres del pueblo tenemos posibilidad de compartir y aportar organizadamente en el cotidiano avance de nuestros logros. Estos espacios se dan  en la totalidad del territorio, tanto urbano como rural, tanto en montañas como en costas.

3. En la confrontación contra las guarimbas nuestro Gobierno y sus organismos de seguridad aprendieron que solo con un buen trabajo de detección, identificación y neutralización de los elementos extremistas, era posible controlar estas formas en apariencia civiles de protesta, pero que realmente eran parte de un plan desestabilizador y contrarrevolucionario, muy bien orquestado por dirigentes de la oposición extremista y los gringos. Esto trajo como necesidad la especialización en diferentes líneas del trabajo de esos organismos, lo cual ha llevado al control de esos grupos y sus acciones, y al avance sobre sus estructuras de control y comando, ganando en experiencia y en preparación. Esta realidad ha demostrado que la inteligencia es un arma necesaria y de mucha potencia en la lucha por la preservación de la paz y la tranquilidad, en defensa de nuestra decisión de ser libres, independientes y soberanos.

4. Al tiempo que estas formas llamadas guarimbas se desarticulaban, crecía en la oligarquía fascista y en el imperialismo la vertiente de la agresión armada, que ha tenido manifestaciones en la penetración de estructuras paramilitares por la frontera con Colombia y en la conformación de estructuras militares formadas por desertores de las Fuerzas militares y de policía, quienes han intentado consolidar una fuerza militar interna, que con la respuesta demoledora de nuestras Fuerzas armadas y de seguridad se ha impedido. Muchos desertores salieron del país y se han agrupado con el objetivo de construir afuera una fuerza con capacidades para cumplir con los objetivos que no lograron los elementos traidores derrotados. Esencialmente crear una fuerza desestabilizadora capaz de realizar operaciones de envergadura que generen situaciones para alzamientos o invasiones extranjeras, para sacarnos del poder a los revolucionarios.

5. Esa es la característica de la operación Gedeón. Una operación combinada de comandos especializados que tenían como objetivo descabezar al Alto Mando Político Militar de la Revolución, crear una situación de desestabilización y articular con fuerzas que podrían plegarse en momentos de fuertes enfrentamientos, imponer un nuevo régimen y llamar a potencias extranjeras a apoyar los nuevos poderes. Momento que desencadenaría una abierta represión y traería una guerra contra el pueblo.

La franca derrota de esta intentona fascista nos deja nuevas enseñanzas y nuevos caminos de trabajo. Valdría la pena preguntarse qué posibilito la derrota de ésta, la más peligrosa y audaz operación desarrollada por la oposición fascista y los gringos. Qué elementos se dieron para que cayeran uno a uno casi todos los integrantes del comando y se develaran todos los planes y buena parte de sus estructuras al interior del país.

6. Para nuestro pueblo en los informes y noticias que ha conocido, brilla la capacidad de infiltración, de información y de  análisis de la inteligencia militar y policial en este desenlace. Desde un inicio las denuncias que fueron públicas, iban destapando la presencia de mercenarios, desertores, traidores, narcotraficantes, financistas, gobiernos enemigos y opositores fascistas en la trama de esta operación de envergadura. Fotos, videos, relatos, audios, coordenadas, iban apareciendo en la secuencia de la denuncia, previo a la acción como tal. El trabajo de inteligencia realizado, en alguna manera develado por los resultados y las denuncias, muestra cuanta importancia y seriedad se le da a esta arma llamada Inteligencia.

7. Nuestras comunidades, nuestras calles, urbanismos y barrios, nuestros campos están articulados por las UBCH, por los CLAP, por las milicias. En todo el territorio nacional hay redes de revolucionarios que hemos entendido nuestro papel y que miramos el futuro con esperanza y con conciencia patriótica. Esas redes que agrupan millones de camaradas son el más potente escudo de defensa de esta Revolución y de nuestra Patria bonita.

Todos somos captadores de información, procesadores de información y estamos en capacidad de transmitirla. Eso lo hacemos diariamente en diversos ámbitos. Y eso podemos hacerlo organizadamente dentro de un marco de necesidades y tareas que nuestros Comandantes y dirigentes nos orienten, en caso de una confrontación abierta como la que se acaba de presentar con la Operación Gedeón.

8. La construcción consciente y organizada de una vasta y compleja red de redes está en pleno desarrollo y la participación de los pescadores y los campesinos de Aragua y La Guaira en la detección, detención y neutralización de los mercenarios de la Operación Gedeón lo demuestra. ¿Qué tareas tenemos en cada comunidad que cumplir, ordenadamente, organizadamente en este sentido? Nuestras comunidades conocen el terreno, conocen los pobladores, conocen las debilidades de seguridad, las bandas y elementos que actúan por fuera de la ley y hemos sufrido de una u otra manera por la acción extremista de algunos sectores de la oposición fascista. Son varios mapas que nuestras comunidades están en capacidad de levantar y tener al día. Son múltiples los conocimientos necesarios que nuestras comunidades tienen y están en capacidad de aportar en caso de una necesidad de defensa.

9. En momentos de confrontación y de defensa activa, la vigilancia y el reconocimiento del territorio y de sus pobladores puede tornarse en la principal tarea. Así ocurrió en Petaquirito, en Cepe, en Chuao, Puerto Maya, en la misma Catia La Mar. No estaba en los planes de las comunidades estos ejercicios, ni había un trabajo de entrenamiento previo, más allá de la ya comprobada y cada vez más indestructible unión cívico militar.

Las amenazas permanentes tanto de elementos extremistas de la oposición como de voceros yanquis incluido el propio Trump, nos hace pensar que hay que avanzar hacia una forma más ordenada, sistemática y planificada en la construcción de una poderosa estructura de defensa territorial nacional, que provea información y mantenga una vigilancia y reconocimiento del terreno, que con los elementos sencillos de las comunidades, los propios instrumentos tecnológicos de los pobladores (teléfonos, Internet, vehículos), con algunos desarrollos ya existentes de posicionamiento geográfico y con elementos de formación sencillos, la Revolución y los organismos de seguridad cuenten con la posibilidad inmensa que nos da esta poderosa estructura.

10. La inteligencia de las comunidades en su doble acepción, es un acumulado valioso para la revolución. Defendernos es un derecho y un deber. Esto lo demostraron los pescadores de Chuao y los campesinos de Petaquirito por poner un ejemplo. En la batalla contra la invasión paramilitar en el Táchira, Apure y Zulia son decenas de casos similares a este y decenas de vidas que han sido segadas en los combates contra las bandas que intentan avanzar en nuestro territorio patrio. Allí hay una guerra sorda que no ha tenido mucha connotación por su misma complejidad y peligrosidad, donde se mezclan negocios, corrupción, contrabando y desestabilización. Sin embargo, las comunidades defienden su territorio y su organización y se mantienen con la guardia en alto, pues la confrontación allí es permanente.

11. Construir estos instrumentos con la capacidad ya instalada, conlleva sigilo, discreción, ponderación, responsabilidad y en ultimas compartimentación y clandestinidad. Debemos escoger los camaradas que tengan más sentido de la responsabilidad y del trabajo, que sean más ordenados y sistemáticos, y los que no tengan en su camino ninguna necesidad de sobresalir o de aparecer, para coordinar este esfuerzo. El Partido es el elemento idóneo para canalizar los productos que cada comunidad organizada realice. Los canales de entrega de ellos se están construyendo día a día de acuerdo a las necesidades y se están depurando de acuerdo a la práctica cotidiana y al ejercicio concreto de la defensa. Sin embargo mientras esto se adecua, las comunidades tenemos deberes y derechos de conocernos, saber bien nuestro territorio y  conocer bien nuestros pobladores. Hay tareas que podemos ir haciendo poco a poco, entendiendo los diferentes vectores de fuerza que se mueven en nuestro entorno, la correlación de fuerzas de nuestro territorio y la vulnerabilidad de la Revolución en nuestro sector.

12. La experiencia de la operación Gedeón y de la confrontación en la frontera con Colombia, debe servirnos para entender que es una realidad y no una posibilidad, la agresión imperialista a nuestra tierra sagrada.  Es posible que se acreciente y se den niveles superiores de participación de contingentes mercenarios y extranjeros. Las amenazas imperialistas y la presencia cada vez más evidente de sus tropas en Colombia, hacen pensar que sus planes siguen en curso.

Las comunidades de todo el territorio nacional debemos prepararnos para cualquier contingencia y para poder responder a las necesidades de la defensa de la Revolución y de la Patria.

También te puede interesar

7 comentarios sobre «INTELIGENCIA POPULAR PARA LA DEFENSA DE LA PATRIA»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *