N° 6.508, ESCUDO BOLIVARIANO

Por Equipo Consejo Editorial

En el marco de los 28 años de la Rebelión Cívico- Militar del 4-F, el Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, anunciaba la entrada en vigencia de la Ley Constitucional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, aprobada el 29 de enero por la ANC. El Comandante en Jefe, señalaba en esa ocasión: “Se plasmó, como ley constitucional, el carácter bolivariano, popular, antiimperialista y antioligárquico, y se fundamenta la seguridad de la nación dentro del marco corresponsabilidad entre el Estado y el pueblo».

Tal como lo recoge su publicación en Gaceta Oficial N° 6.508, la misión de la FANB recoge el espíritu libertario presente en la lucha del pueblo venezolano: “…Ley Constitucional, en reconocimiento de la realidad histórica de la institución militar bolivariana con génesis en el antiimperialismo fundamentado por la resistencia demostrada por nuestros aborígenes, la hazaña revolucionaria independentista de nuestros Libertadores, el carácter antioligárquico de la gesta de la Federación y el mandato constitucional que instituye la doctrina bolivariana como fuente inspiradora de los valores éticos y morales,…”.

Sus líneas chocan contra la Oligarquía y los vendepatrias que se postran ante los enemigos de la Patria; el deber militar es la primera barrera: “El más sagrado de los deberes militares es el amor a la Patria, el respeto y admiración constante hacia sus Libertadores”. Las voces de quienes demandan la intervención militar del enemigo externo se encuentran con otra gran barrera levantada y hecha texto constitucional, la Unidad Cívico- Militar pilar de la Milicia Bolivariana: “La unión cívico militar se define como la conjunción de esfuerzos y voluntades de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana unida al pueblo, para materializar el principio de corresponsabilidad en la defensa integral de la Nación, mediante la previsión y acciones destinadas a garantizar que la República sea irrevocablemente libre e independiente,…”.

“Hoy tenemos Patria, que nadie se equivoque. Hoy tenemos Pueblo, que nadie se equivoque. Hoy tenemos la Patria más viva que nunca, ardiendo en llama sagrada, en fuego sagrado».

¡Hasta la victoria siempre!

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *